El mundo, al borde de la hecatombe

Jorge-Santa-Cruz.-Foto-para-redes-sociales-tamaño-normal-3-168x300

 Por Jorge Santa Cruz

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, no es el mismo que, como candidato, se enfrentó al Estado Profundo, es decir, en palabras de Thierry Meyssan, “a la parte de la administración a cargo de mantener la continuidad del Estado más allá de la alternancia entre los grupos políticos”.¹

Algunas de las cabezas visibles de esta estructura metaconstitucional son Hillary Clinton, Barack Obama, el clan Bush y John McCain.

El Estado Profundo se nutre de la sangre de los pueblos, por medio de lasguerras y los actos terroristas, a los que atribuye simbolismos esotéricos. Adicionalmente, les arrebata sus recursos naturales y sus activos financieros.

Los sectores independientes de la opinión pública internacional, vieron con esperanza la llegada de Trump a la Casa Blanca, el 20 de enero de este año, porque, en su agenda, figuraban la aniquilación del terrorismo islámico y el acercamiento con las otras superpotencias: Rusia y China.

Sin embargo, siete meses después, luego de una serie de maniobras fallidas, Trump da la mejor muestra de subordinación al Estado Profundo, con el despido de su principal asesor en asuntos estratégicos, Steve Bannon.

La salida de Bannon se produce unas cuantas horas después de que declarara que una solución militar a la crisis coreana es inviable, debido a las millones de muertes que provocaría a Corea del Sur. También, de los atentados en Barcelona, que dejaron 14 muertos y un centenar de lesionados.

Bannon sabe cómo patrocina el Estado Profundo al terrorismo islámico; por eso, a Clinton,Obama y compañía les era indispensable sacarlo de la Casa Blanca.

Además, Bannon se oponía a la guerra contra Corea del Norte, debido a que provocaría 10 millones de muertes en Corea del Sur.

Con el despido de Bannon, Trump demuestra que ya claudicó.

Por lógica, el Estado Profundo seguirá con sus guerras simbólicas y con sus crímenes terroristas.

Como su engendro del Emirato Islámico está a punto de ser derrotado en Siria e Irak, lo utilizará más en Occidente -incluso en los Estados Unidos-, donde Trump declaró que las fuerzas de seguridad de su país están en alerta, tras los ataques terroristas que dejaron 14 muertos y 130 lesionados, enBarcelona.

De manera paralela, el Estado Profundo presionará más y más a Trump en el sentido de atacar aCorea del Norte, con el fin de permitir al complejo militar, industrial, financiero y mediático de los Estados Unidos revitalizar sus fantásticas ganancias a costa de los coreanos.

En cuanto al terrorismo, lo seguirán utilizando en Occidente con el propósito de imponer legislaciones cada vez más perversas a los ciudadanos, so pretexto de combatir a los terroristas. Recordemos el Acta Patriótica de George Bush Jr., aprobada por el Congreso de los Estados Unidosdespués de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Conclusión

El Diccionario de la Real Academia Española refiere que la palabra “hecatombe” tiene cuatro acepciones:

  1. Mortandad de personas.
  2. Desgracia, catástrofe.
  3. Sacrificio de 100 reses vacunas u otras víctimas, que hacían los antiguos a sus dioses.
  4. Sacrificio solemne en que es grande el número de víctimas.²

La claudicación de Trump -por lo tanto- acelerará la catástrofe mundial que preparan los sacerdotes del Estado Profundo, con más actos terroristas teledirigidos -incluso en Estados Unidos- y con la guerra en Corea, tal y como se planeaba en el equipo de la hoy ex candidata presidencial estadounidense, Hillary Clinton.

Referencias:

  1. Thierry Meyssan: El establishment estadounidense contra el mundo. Red Voltaire. Recuperado el 18 de agosto de 2017. http://www.voltairenet.org/article197284.html
  2. Real Academia Española. “Diccionario.” Recuperado el 18 de agosto de 2017. http://dle.rae.es/?id=K4hadmw
Anuncios

Hablando de orejas…

Carlos Salinas de Gortari, Commons Wikimedia
Ex presidente de México, Carlos Salinas de Gortari. Foto: Commons Wikimedia

“Hay un problema de un grupo que siente amenazada su circunstancia, allá, por diversos motivos, y ese hecho hace que reaccionen de manera tan virulenta”: Carlos Salinas de Gortari, ex presidente de México, en entrevista con Milenio Diario.

 

Seguramente lo dice por su experiencia de 1994.

 

Autor: Jorge Santa Cruz

 

Trump y el “Coco”

carlos-roger
Carlos Roger Priego Huesca

Por: Carlos Roger Priego Huesca.

Antiguamente, a los niños para que se portaran bien se les asustaba con el “Coco”, aunque a ciencia cierta nadie puede explicar que era el enigmático personaje.

 
Creo que los gobernantes van logrando que esa reminiscencia infantil se vuelva presente, ahora con la figura de presidente de USA.

 
Se habla y escribe mucho sobre la salida de las ciertas empresas armadoras de automóviles en nuestro país y esta contingencia se ve como una gran catástrofe.

 
En México, si se quiere tener un auto nuevo, se deben pagar diversos impuestos y derechos como el IVA e ISAN, cuyo costo varía. Esto, eleva muchísimo el precio del automóvil originando que la compra sea casi siempre a crédito, con el consiguiente pago de intereses. Ver tabla: isan-2016-2017-pdf

 

Además, el automovilista debe pagar “verificación”, refrendo, licencia, carreteras de cuota… y contratar un seguro.

 
La mayor parte de los automóviles construidos en México son para el mercado exterior.
Nuestros migrantes pueden enviar sus dólares y traer regalos a sus familiares, pero si quieren regresar a sus lugares de origen, no pueden traer sus automóviles “legalmente”; si lo quieren hacer, el vehículo no puede ir más allá de ciertos kilómetros de la frontera, y después pagar altísimos impuestos, por lo que muchos quedan en una categoría que les ha dado el pueblo de México: “chocolates”.

 
Se habla de las potenciales deportaciones de migrantes, pero se omite que durante la época de Obama fueron deportados más de tres millones de personas.

 

Se habla del desprecio de Trump hacia EPN, pero se omite el hecho que durante el encuentro entre México-Canadá-USA, el desprecio hacia EPN fue más que evidente.

 
¿Es en realidad Trump el principal problema para México? ¿Es deseable que sigan llegando miles de Centroamericanos y montándose, literalmente, en el tren denominado “la bestia”?, ¿y que a lo largo del camino solamente reciban apoyo por parte de las iglesias y de voluntarios que les regalan algo de comida?…

 
¿Es deseable que existan “puestos” fronterizos, donde se venden “kits” para que los migrantes crucen el desierto?
¿Es deseable que a las mujeres centroamericanas les incluyan, en esos “kits”, materiales, porque seguramente sufrirán abusos durante el trayecto?

 
¿Es justo atacar a Tump por aquello del Muro, cuando Clinton, Bush y Obama, fueron los que lo iniciaron, y solo dejaron la parte del desierto “sin muro”?

 
¿Es válido “filtrar” supuestas amenazas de invasión a México por parte de Trump?
¿No será que en todo caso, se trata de buscar un villano que explique todas nuestras desgracias?

 
¿Se han recordado los Tratados de Guadalupe Hidalgo de 1848, por los cuales perdimos más de la mitad de nuestro territorio?

 
¿Se han recordado Los Tratados de Bucareli por los cuales el gobierno de USA reconoció a Álvaro Obregón y que costaron la vida a sus más valientes opositores, entre ellos el Senador campechano Fiel Jurado…y la destitución de José Vasconcelos como ministro de Educación…?

 
¿Es justo que los mejores productos agrícolas sean para exportación?
Todo esto viene en relación porque el destructor de México no se encuentra en USA sino en aquellos que en nombre del Estado, solo buscan su beneficio y el de su camarilla.

 
México no necesita de redentores con símbolo tricolor y letras negras. Tampoco necesita regresar a esquemas del pasado como el Desarrollo estabilizador, ni nada de eso.

 
Lo que el país requiere es libertad , quitar trabas burocráticas, quitar impuestos que encarecen; es decir, dejar que los Mexicanos arreglemos nuestra vida con libertad y responsabilidad, solo necesitamos que el Estado asegure dos cosas: Justicia y Seguridad…